miércoles, 29 de noviembre de 2017

ENSAYOS CLINICOS Y METODOS CIENTÍFICOS

SOBRE EL METODO CIENTIFICO



  Extractado del Libro de JIM HUMBLE  "Master Mineral Solución del Tercer Milenio":
Abuso del método científico
En el caso de MMS y de otros tipos de medicinas, incluso cuando a cientos de miles se les ha devuelto la salud, la profesión médica ha creado una atmósfera basada en el “método científico” que busca evitar que ideas como MMS salgan a la luz. Cuando busco ayuda, siempre me preguntan lo mismo:
• ¿Tiene ensayos clínicos?
• ¿Qué ha hecho?
• ¿Donde están los artículos científicos en las publicaciones médicas?
Me hablan como si yo fuera un multimillonario que no estuviera haciendo bien su trabajo. A nadie se le ocurre que a lo mejor no he tenido el dinero para hacer lo que me piden que haga. Les digo, “¿Y que hay de los cientos de miles de casos de malaria tratados con éxito? ¿Qué me dicen de los miles de correos electrónicos?” Pero nada de eso cuenta.
El abuso del método científico de la profesión médica ha excluido todo lo que no venga de los laboratorios científicos que generan millones de dólares. No es que no puedan escuchar a las cien mil personas que estaban enfermas diciéndoles que ya no lo están, o a los cien pacientes de cáncer contándoles que la enfermedad se les fue en dos semanas. Es que los dioses de la medicina científica han convencido al mundo de no se puede depender de unos datos tan no científicos.
Períodos oscuros en la historia médica
En los años 20, William Koch y Royal Rife descubrieron que la causa del cáncer era un pleomórfico microbio. Normalmente está en forma de virus pero puede cambiar su morfología a la de una bacteria, dependiendo de las condiciones corporales y cambiar otra vez a la forma vírica. Es muy pequeño y difícil de ver pero en aquel entonces se inventó un tipo especial de microscopio con el que se podía observar. En la actualidad se puede ver con el microscopio de campo oscuro.
Al principio, Koch y Rife fueron reconocidos por su descubrimiento pero cuando Koch curó muchísima de gente de cáncer, los médicos se pusieron en su contra. Para cuando él y sus asociados habían curado a unas cien mil personas, los microscopios especiales estaban siendo destruidos por agentes del gobierno, así como todos los libros del tema e instrumentos de laboratorio y Koch fue arrestado.
Se le llevó a juicio y cientos de personas fueron al juzgado a testimoniar que les había curado de cáncer. El juez ordenó al jurado que no los escuchasen. No sería “científico” ya que una evidencia tan anecdótica no convence a los medios médicos establecidos. Koch nunca fue condenado, pero estuvo en la cárcel mientras aguardaba al juicio y durante éste. Se defendió a si mismo hasta el final y murió arruinado.
En el siglo XiX
Compare la historia anterior con la de Ignaz Semmelweiss. Semmelweiss era un ginecólogo austriaco que vivió a mediados del siglo diecinueve. Trabajó en el Hospital General de Viena y después de un tiempo se dio cuenta de que las mujeres que daban a luz en el hospital morían con más frecuencia que aquellas que daban a luz en casa con una comadrona. Contraían la fiebre del puerperio poco después de dar a luz y sus bebes también morían con más frecuencia. Finalmente conectó este problema al hecho de que sus colegas en el hospital alternaban su trabajo entre el depósito de cadáveres y la sala de partos sin lavarse las manos.
Llevaban los mismos delantales cubiertos de sangre cuando asistían un parto que cuando hacían la autopsia de un cadáver.
Cuando Semmelweiss les mencionó este problema, algunos lo entendieron y empezaron a lavarse las manos y a cambiarse de ropa. Pero la mayoría estaban indignados. ¿Qué? ¿Nos está llamando guarros? Nosotros somos profesionales. Sabemos lo que hacemos.
Cuanto más insistía Semmelweiss, tratando de persuadirlos, más se enfadaban y consiguieron despedirlo del hospital. En su casa, Semmelweiss empezó a escribir cartas tratando de alertar a los médicos de todo Austria del daño de esta práctica a los  pacientes. Sin embargo, la profesión médica, después de obtener la aprobación de su esposa, consiguió encerrarlo en un manicomio.
Semmelweiss escapó pero lo encontraron y le dieron una paliza tremenda. Le pusieron una camisa de fuerza y lo encerraron otra vez sin curarle las heridas que le habían hecho. Murió dos semanas después de una infección.
La barrera de varios billones de Dólares
En nuestra era, la única forma de establecer una verdad médica es a través de extensas investigaciones bajo la supervisión de la FDA (Food and Drug Administration). Si uno no tiene los millones y billones que se necesitan para probar algo, sus invenciones en el campo de la salud nunca verán la luz del día.
Hasta ahora, ninguna cura real ha sido capaz de pasar esta barrera multibillonaria.
Las compañías farmacéuticas no sólo se gastan millones en analizar, sino que cientos de miles de médicos y estudiantes de facultad rinden culto al método científico del análisis multibillonario y a las historias de personas que estaban enfermas y ahora están bien se las da de lado como si no fueran importantes. Ni siquiera se consideran dignas de investigación.
Las compañías farmacéuticas, con la ayuda de la comunidad científica, han creado una “verdad” científica que hace imposible la competición. Desafortunadamente ellos son del grupo que no quiere gente sana, lo que quieren es el dinero de la gente enferma.
Si cura a una persona enferma ya no le proporciona más dinero. Ésta es una verdad muy evidente que los laicos/profanos de este mundo parecen no considerar.
¿No cree que es gracioso que después de cien años de la nueva y moderna tecnología científica no se haya descubierto ni siquiera una cura para ni siquiera una enfermedad?
Entonces no tiene sentido molestarse en tratar de encontrar una gran donación económica, que es lo que se necesitaría para completar el análisis de MMS a gran escala. Tengo que seguir adelante con lo que ya está hecho para difundir la información acerca de MMS. Así que hago mi trabajo en África, doy clases y escribo. Creo que este libro pondrá una buena información en las manos de laicos/profanos, doctores y otros practicantes de la salud y espero que la usen bien, como otros miles ya lo han hecho.

TE AMARAN Y TE ODIARAN


UN TIEMPO